Hoy son un hecho las palabras del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez cuando afirmó: «Esta joven generación resulta clave para construir la Cuba que soñamos, esa sociedad mejor y cada vez más justa, solidaria y humana y un socialismo próspero y sustentable

Testimonio de ello, son las jóvenes incorporadas al diagnóstico de la COVID-19, en el Laboratorio del Centro de Investigaciones Científicas de la Defensa Civil (CICDC), ubicado en Mayabeque.

Adriana Mesa Delgado, es una de las investigadoras que asumió la tarea encomendada. Es oriunda del municipio de Melena del Sur. Está incorporada como Reserva Científica en el laboratorio de Virología del CENSA, desde hace un año.

Sobre su desempeño en la zona roja nos comenta: “antes de comenzar el trabajo en el laboratorio, nos explicaron las medidas de seguridad que debíamos tener y las funciones que desempeñaríamos. En mi caso, trabajé en la recepción de muestras, preparé soluciones de lisis, realicé extracciones de ARN manuales y PCR”.

Opina que fue un orgullo haber sido escogida para esta labor. Considera importante su participación en este trabajo mancomunado, a nivel nacional, en el enfrentamiento a la pandemia. Siente una gran satisfacción profesional, pues fue un espacio propicio para ampliar y adquirir nuevos conocimientos.

Enuncia que a pesar de entrar en una nueva normalidad, el pueblo cubano debe continuar practicando las medidas de distanciamiento, manteniendo el uso de la mascarilla y el frecuente lavado de las manos, entre otras medidas.

Refiere que la enfermedad es una triste realidad, que ha cobrado la vida de muchas personas. Expresa que es necesario cuidarse, para así proteger a la familia y apoyar al personal de salud en su ardua labor durante meses.

 

Otro rostro joven en zona roja