Entre los días 3 y 4 de este mes en el hotel Tulipán, La Habana, se realizó el I Taller de Inicio de un proyecto internacional que busca mejorar la salud animal y humana, a través del control de la resistencia a los antimicrobianos en bacterias de origen animal.

A este espacio se dieron cita investigadores del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA), del Ministerio de la Agricultura (MINAG), de la universidad Marta Abreu de las Villas entre otros técnicos perteneciente a importantes laboratorios del país.

Para dar apertura, la DrC Ivette Espinosa, uno de los líderes del proyecto, comparte las generalidades sobre la resistencia antimicrobiana (RAM) en bacterias de origen animal, e hizo un llamado a poner atención a este fenómeno que incide en la salud humana; y que, a partir del control del uso de los antibióticos y buenas prácticas, disminuir el uso indiscriminado de estos.

El día 4 quedó conformada una red piloto de alcance nacional para la vigilancia de la RAM en animales; también, se dio a conocer el modelo de ensayo Robin para obtener mejores resultados en el trabajo de laboratorio, y se concluye con un fructífero intercambio entre los técnicos.

CENSA coordina junto a universidad Marta Abreu de las Villas proyecto para mejorar la salud animal y humana.