Visionario fue el pensamiento del líder histórico Fidel Castro Ruz, cuando alertó: “Las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente”, en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y desarrollo, celebrada en Brasil en 1992.

La Amazonía, la selva tropical más grande del mundo, no solo es el hogar de cientos de pueblos indígenas y miles de especies de animales y plantas, sino que también tiene una función clave para regular el clima y la lluvia.

Hace más de 20 días el Amazonas es azotado por un incendio incontrolable, mientras líderes políticos tratan el problema con indiferencia y tibieza; los daños para la mayor reserva ecológica del planeta son devastadores.

Los expertos demuestran que, debido a la tala indiscriminada de la selva amazónica, se produce la deforestación que reduce el nivel de lluvia local y el bosque se hace más seco y a su vez más inflamable.

El daño causado en el Amazonas constituye el 20 % del oxígeno del planeta, la pérdida del 10% de todas las especies que se conocen y hogar de 33 millones de personas.

Es hora de tomar conciencia y ser responsables “una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”. Fidel Castro Ruz

Devastador incendio en la Amazonía ¡es hora de tomar conciencia!